Ese monstruo que es el libro de texto

Llega el verano y, además de las lecturas entretenidas que hemos ido guardando durante el año para las vacaciones, llega también la temida época de la reserva de los libros de texto. Temida por padres y libreros por igual, es como ese monstruo que se ve venir lentamente y del que no puedes escapar.

El infierno para los libreros y los padres: el libro de texto.

Para los padres supone un desembolso económico importante, incluso con el plan ACCEDE de por medio. Ay, el plan ACCEDE, ese plan supuestamente creado para ayudar a las librerías y que ha terminado beneficiando únicamente a grandes empresas, culpables de que ningún centro educativo de Tres Cantos les pueda comprar los libros a las pocas librerías que quedamos aquí como se hacía antes, repartiendo las compras de libros entre todos las papelerías y librerías de la ciudad. Me pregunto quién se beneficiará de todo esto.

Antes de nada, aclarar que el que los libreros nos opongamos al plan ACCEDE no significa que estemos en contra de los préstamos de libros, claro que no. Nuestra queja es hacia la forma en que se está gestionando por parte de la Comunidad de Madrid. En otras comunidades está el chequelibro, por el que los padres compran donde les da la gana, las librerías ganan, las editoriales ganan, los padres ganan. Todos contentos.

Tal y como está planteado el plan ACCEDE, hay padres (y niños, que es lo peor) que no necesitan pisar una librería para nada porque incluso se les entregan los libros en los colegios. Nosotras lo único que podemos hacer con alguno de los centros de Tres Cantos es gestionar la entrega, por un precio cerrado que impone la Comunidad de Madrid que cubre los gastos de la gestión a duras penas. Y además es un caos porque dependemos de que esas empresas que les venden los libros de fuera de nuestra ciudad hagan su trabajo y nos envíen los libros a tiempo para prepararlos.

Cada colegio necesita una media de entre 3-4 días para prepararlo bien (revisar de nuevo los libros antiguos, dar de alta cada libro nuevo, imprimir etiquetas, pegarlas, crear lotes, asignar cada lote a cada niño escaneando uno a uno los libros, preparar bolsas, colocarlos y organizar la entrega). Pues para que os hagáis una idea, dichas empresas el curso pasado nos entregaron la mayoría de los libros 2-3 días antes de la fecha cerrada por los colegios para la entrega de los lotes a los padres. ¿A quién le tocó quedarse hasta las 4 de la mañana varios días para que los padres no tuviesen que sufrir la incompetencia de otros? A nosotras. ¿Merece la pena económicamente? No, para nada. Pero lo hacemos para dar un servicio que permite que nos conozcan, esperando que de ese modo, cuando pase esta época maldita, la gente vuelva a por libros de lectura, que es lo que más nos gusta vender.

Ferrari que te dan al vender libros de texto

Cuando abrí la librería, una señora insinuó que debía tener aparcado el Ferrari en algún sitio por lo que cobraba con los libros de texto, como si en vez de 4-5 euros (con suerte) por cada libro de más de 40 euros me quedase yo todo. Otra me llamó literalmente «Hija de…» pongamos fruta, porque le cobraba el libro de inglés 4-5 euros más caro que Amazon, como si a mí la editorial me lo vendiese al mismo precio y no tuviese que pagar alquiler, personal (dos empleados jóvenes tricantinos, por cierto), luz, comer, etc. Entiendo que esa señora trabajaría gratis, claro. Cada año nos toca aguantar insultos y gritos por parte de algunos clientes obviamente no habituales de la librería, hasta el punto de que todos, todos los años, acabamos llorando algún día y con crisis de ansiedad de por medio. Añadid a esto que este año han tenido la brillante de idea de poner la Feria del libro de Madrid en las mismas fechas en las que se entregan los libros de texto: si salgo viva, será un milagro.

No podemos competir con Amazon, ya os lo digo. Mis libros de primaria y secundaria siempre van a ser más caros que Amazon, no jugamos en la misma liga y las editoriales les dan condiciones que a nosotros no nos dan ni de lejos. Así que por favor, si venís a pedir los libros a la librería, no nos hagáis esa comparación, lo sabemos, vosotros también lo sabéis y se entiende que si lo compráis aquí es porque apoyáis el comercio local. Somos más caros en texto de primaria y secundaria, es un hecho que no escondemos, pero el resto del año, ¿Quién está ahí organizando mil actividades como clubes de lectura, cuentacuentos, presentaciones, el mejor festival de literatura infantil y juvenil de España? Pues eso, que Amazon, desde luego, no.

Tras toda esta parrafada que os he soltado aprovechando que muchos estáis ya de vacaciones y la librería ha estado tranquilita esta tarde, os cuento las condiciones de este año, que son iguales que todos los años:

  • Infantil y bachillerato: 5% de descuento (Es lo máximo permitido por la Ley, que no os engañen, y lo ofrecemos todos).
  • Primaria y secundaria: 10% de descuento si se pide un solo lote, 15% si se piden más (sean hermanos, vecinos, compañeros de clase, etc. Ojo, ese 15% solo puede hacerse en primaria y secundaria, si alguno está en infantil o bachillerato, esos mantienen el 5% que es el máximo legal, al resto se aplicaría el 15%).
  • LOS LIBROS DE TEXTO NO TIENEN DEVOLUCIÓN.
  • SE COBRARÁ 50% DEL IMPORTE, QUE NO SERÁ REEMBOLSABLE.

Muchas gracias por llegar hasta aquí y felices lecturas 🙂

Elena

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.